Wednesday, August 24, 2005

Envio Othon.Manuel Jose.



En tus aras queme el ultimo incienso
y desoje mis postrimeras rosas,
Do se alzaban los templos de mis diosas
ya solo queda el arenal inmenso.Quise entrar en tu alma y, que descenso, Que andar por entre ruinas y entre fosas!
¡A fuerza de pensar en tales cosas,
Me duele el pensamiento cuando pienso!
¡Pasión!... ¿Que resta ya de tanto y tanto deliquio? En ti, ni la normal dolencia ni el dejo impuro, ni el sabor de del llanto.
¡Y en mi!, ¡Que hondo y tremendo cataclismo!

¡Que sombra y que pavor en la conciencia y que horrible disgusto de mi mismo!

0 Comments:

Post a Comment

<< Home